La ciencia avanza siempre más rápido que la opinión popular, es por eso que los mitos sobre algunos alimentos perduran en la sociedad aun cuando los expertos los hayan desmentido científicamente. El azúcar es uno de esos productos que son satanizados. Tal es su mala fama que existen cantidad infinita de sustitutos para endulzar bebidas que prometen tener todas las ventajas dulces pero sin las consecuencias negativas. Aquí no defenderemos el consumo de azúcar, pero sí aclararemos algunos mitos sobre el endulzante más usado del mundo.

 

¿El azúcar provoca diabetes?

Este es uno de los mitos más difundidos, La diabetes es una enfermedad hereditaria que se potencia con la obesidad por lo tanto cualquier diabético o no, debe cuidar su ingesta de azúcar al igual que el consumo de carbohidratos como los cereales o algunas frutas que pueden elevar el nivel de glucosa en la sangre y causar serios problemas de salud y aumentar las probabilidades de padecer este tipo de patología. Lo importante es dejar claro que consumir azúcar no es que te hará padecer de diabetes ya que los genes familiares tienen más responsabilidad que los hábitos alimenticios. Sin embargo, debes vigilar tu dieta en general, ya que su consumo en exceso si puede generar inconvenientes a tu salud.

¿El azúcar engorda?

Consumir cualquier alimento de forma moderada no provoca ningún problema de obesidad, incluso podemos afirmar que el azúcar no está asociada por si misma con problemas de exceso de peso. Los problemas de obesidad están asociados a dos condiciones excluyentes: por un lado la genética que nos proporciona la historia familiar, y por otro un desequilibrio en la cantidad de energía que debemos ingerir diariamente. Si comemos más calorías de las necesarias, nuestro cuerpo engordará irremediablemente, pero da igual si las calorías provienen del azúcar, del pan, de la carne o de las frutas; debemos vigilar nuestra alimentación en general, y dejar de exiliar determinados alimentos.

¿Provoca caries?

Los niños que crecimos en los ochenta no olvidaremos nunca la cantaleta sobre la acción devastadora en nuestros dientes que los dulces hacen, y aunque nuestras madres no hacían más que escuchar a los médicos, hoy en día está probado que existen diversos factores para la aparición de caries en nuestros dientes, uno de ellos es el azúcar. Factores hereditarios, falta de higiene, infecciones, alimentación y medidas preventivas como agregarle flúor a los dientes son elementos determinantes para la aparición de la famosa caries.

¿Es más saludable la miel o el azúcar morena?

En el caso de la miel está claro que no es así,  aun cuando esta contiene sustancias benéficas para el cuerpo que el azúcar no posee, sería necesario consumir cantidades ingentes para aprovechar sus beneficios. Incluso una cucharada de miel contiene casi el doble de calorías que una de azúcar. El caso del azúcar morena es algo similar, aun cuando contiene más minerales, su consumo no es significativamente más saludable o beneficioso. El color oscuro de este producto proviene de la melaza que es eliminada por medio de la refinación para obtener azúcar blanca, así que es un producto más natural.

¿Qué hay de los sustitutos, son más saludables?

Cada sustituto es un caso. Existen los de origen natural y los sintéticos. Coinciden en que con menor cantidad de calorías pueden obtener el mismo dulzor, es por eso que no tiene caso sustituir el azúcar si no tienes algún problema de alimentación, pues un alternativa más sencilla es consumir menos cantidad pero de origen más natural. Aún cuando los sustitutos más populares son creados en laboratorios, hasta ahora no se ha logrado probar que tengan efectos negativos.

 

Fuente: http://www.ehowenespanol.com/