El cacao es una fruta de origen tropical con la que se produce el chocolate. Su importancia en la economía de la colonia fue enorme, ya que era uno de los productos del nuevo continente más codiciados por los Europeos. Se cultiva en arbustos de 2 a 3 metros que deben estar a la sombra, por lo cual normalmente se encuentran bajo árboles más grandes como el cedro, el bucare, el mango, o el plátano, entre otros…

¿Cómo actúa?

Algunos estudios muestran que los compuestos antioxidantes y antiinflamatorios del cacao inhiben las especies reactivas de oxígeno asociadas a procesos carcinogénicos, reduciendo el riesgo de formación de tumores. Por su parte, el triptófano es necesario para restaurar el funcionamiento del sistema inmune y para la biosíntesis del neurotransmisor de serotonina que regula nuestro estado de ánimo y evita la depresión. Actúan sobre dos mecanismos que disminuyen el riesgo del cáncer, mediante sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes.

¿Para qué es bueno?

Desde tiempos antiguos, el chocolate ha sido considerado medicinal y era muy usado para estimular el sistema nervioso y para mejorar la digestión. Hoy se sabe que sus compuestos antioxidantes juegan un rol clave en la prevención de diferentes enfermedades crónicas, y no solo cáncer (o formación de tumores pancreáticos, de pulmón, de próstata y de colon), también diabetes, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas. Además, mejora la capacidad cognitiva y el estado de ánimo y ofrece protección ante la exposición solar prolongada.

¿Cuál es el mejor?

La forma como consumimos el cacao es el chocolate. Es importante elegir uno de buena calidad y lo más puro posible, con un contenido de cacao mayor o igual a 65% o 70%, cuanto más puro sea el chocolate, más cacao tendrá y menos grasa, leche y azúcar. En los supermercados puedes buscar los chocolates amargos o bitter; el chocolate de leche contiene 50% menos de cacao y el chocolate blanco contiene manteca de cacao, leche y azúcar. Si usas chocolate en postres, ten en cuenta que agregarle azúcar o acompañarlo con alimentos calóricos pueden incrementar tu peso corporal.

¿Qué cantidad consumir?

No se han realizado estudios a largo plazo que muestren un umbral de consumo de chocolate con el cual se adquiera una propiedad protectora contra el cáncer. Algunos experimentos emplearon entre 20 y 100 gramos diarios durante un día a seis semanas. Pero estas cantidades no son concluyentes. Sin embargo, los expertos recomiendan comer de 20 a 30 gramos de chocolate puro para mejorar la acción antioxidante, para ayudar a nuestro sistema inmune y para mejorar nuestro estado de ánimo. No te excedas de esa cantidad, sus efectos positivos pueden anularse si comes chocolate en exceso.

Fuente: http://ve.emedemujer.com/bienestar/salud/

http://www.venezuelatuya.com/cocina/cacao.htm